miércoles, 17 de octubre de 2007

Thriller independiente con Roemer y Shue.


Fangoria.com reporta que en un par de semanas comenzará el rodaje en Nueva Orleans del thriller independiente Waking Madison, bajo la dirección de Katherine Brooks, guien también escribió el libreto. La historia sigue a una mujer que se encierra en su departamento sin alimento ni estímulo externo durante un mes para someterse a un brutal tratamiento con el que pretende curar sus afecciones mentales. Suena como un audaz concepto, y más aún con Elisabeth Shue y Sarah Roemer en los papeles principales. Este es el tipo de películas que suelen pasar desapercibidas, pero que tienen potencial para sorprender a quien tenga la paciencia de buscarlas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Uh!, ehm, a lo mejor el proyecto termina lanzándose en DVD como (algunas) de Elisabeth Shue, como First Born (creo que se llama) aunque igual ha tenido presencia secundaria en Mente Siniestra, Mysterious Skin, Dreamer o Gracie. Sarah Roemer es una buena incorpooración, tal vez la pelicula podria tener mayor cobertura con otros nombres, tal vez...pero el tema es interesante.

PATO SESNICH -Iquique, Chile-.

Alfredo dijo...

Es una lástima que la carrera de Elisabeth Shue, siendo ella una actriz talentosa (y super buena que está) se haya medio estancado ¿por qué será?. Pato tiene razón: todas la películas de esta chica la lanzan directo al DVD. Una pena.

Pablo del Moral dijo...

Pato: Definitivamente es una lástima que algunas películas buenas terminen viéndose más en DVD que en el cine, pero al menos se pueden ver. Recuerdo los viejos tiempos (principios de los 80s), cuando leía sobre alguna cinta en Fangoria o Starlog, sabiendo que difícilmente la vería alguna vez. Claro que unos años después del mercado de video cambió eso, y sigue evolucionando en forma de DVDs.

Alfredo: Shue es otro de esos inexplicables casos de carreras declinantes sin motivo aparente, como ocurrió con Wesley Snipes y otros. Quizás llegue algún buen proyecto que la rescate, o un programa de televisión, como ocurrió con James Woods, Patricia Arquette o Jennifer Love Hewitt. Ojalá.