miércoles, 19 de septiembre de 2007

Kraken: Tentacles of the Deep


No es una ley, sino una teoría: he notado que la calidad de un buen número de películas independientes de terror tiende a incrementarse en relación inversa con la estupidez de sus títulos. Así, contra toda lógica, películas como Anonymous Rex, Vampire Wars: Battle for the Universe, Supergator y Mansquito han resultado sorpresivamente mejores de lo que sugieren sus ridículos títulos. Sobra decir que Kraken: Tentacles of the Deep tiene también ese dudoso honor.

La trama (por si el título no fuera suficientemente descriptivo) sigue la misión de la arqueóloga marina Nicole (Victoria Pratt) y sus asistentes Jenny (Kristi Angus) y Michael (Cory Monteith), quienes recorren la costa canadiense en busca de un milenario tesoro hundido. Pero así como Nicole es motivada por la "ciencia", el villano Maxwell (Jack Scalia) persigue el mismo tesoro por su valor económico, que le conseguirá un elevado puesto en la mafia griega. Pero el riesgo de enfrentar a ese criminal palidece cuando Nicole descubre que el tesoro es cuidado por el Kraken, un calamar gigante que certeramente asesina (¿y devora?) a todos los que se acercan al milenario naufragio
. Afortunadamente la arqueóloga y sus jóvenes ayudantes no están solos, pues se integra a su tripulación el valeroso Ray (Charlie O'Connell), quien tiene una antigua cuenta pendiente con el Kraken...

Perteneciente a ese surrealista universo de películas de bajo presupuesto que combinan acción, terror y efectos digitales de manufactura casera, Kraken: Tentacles of the Deep cumple rigurosamente con las leyes del sub-género: los científicos son guapas mujeres que prefieren bikinis y minifaldas en vez de batas blancas o suéteres tejidos (incluso en el obviamente gélido clima canadiense); los actores son desconocidos para el público general, pero veteranos de diversos programas de ciencia ficción (en este caso podemos ver ex-integrantes del elenco de Xena, Cleopatra 2525, Sliders y otros similares proyectos), lo cual atrae irremediablemente a los fans poco exigentes del género (como yo), al mismo tiempo que reduce el costo de contratar a alguna "estrella" venida a menos que necesite un cheque rápido para pagar la renta del mes (como Faye Dunaway en la mencionada Anonymous Rex).


Y, finalmente, la regla capital: mostrar al monstruo lo menos posible hasta el final. Kraken: Tentacles of the Deep se beneficia bastante con esta directiva, pues los mediocres efectos funcionan mejor en breves apariciones, sugiriendo el tamaño y ferocidad del Kraken, sin revelar su pobre manufactura hasta los últimos minutos de la película.


Otro beneficio está en el elenco mismo. Además del "renombre" que poseen, entregan actuaciones creíbles y entusiastas... quizás no "buenas" en el sentido Meryl Streep/Jack Nicholson, pero adecuadas para contar una historia de calamares gigantes, tesoros submarinos y ¿mencioné los bikinis?


Dirigida por Tibor Takacs (con amplia experiencia en el género, empezando por su legendaria obra de culto The Gate), Kraken: Tentacles of the Deep, ofrece competente dirección, extensas secuencias de cinematografía submarina con mejor calidad de la que uno esperaría en este tipo de películas; y un fluido ritmo que no pierde tiempo en cosas intrascendentes como desarrollo de personajes o lógica narrativa para llevarnos rápidamente a la acción, puntualizada por el drama personal de los personajes... y el obligatorio romance.


Al igual que otras películas de este tipo, el DVD de Kraken: Tentacles of the Deep se encuentra frecuentemente a bajo precio en línea (o incluso en tiendas reales), pero quizás funciona mejor como un agradable descubrimiento en esas noches de obsesivo cambio de canales en televisión, donde el magro entretenimiento que ofrece resulta perfectamente satisfactorio y adecuado para la situación. Quizás no era esa la aspiración del húngaro Tibor Takacs cuando dirigía The Gate en 1987, pero ciertamente merece respeto por aportar un poco de calidad en un sub-género que rara vez la requiere.

2 comentarios:

TensersFloatingDisksucks dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo del Moral dijo...

Tensers: ¡Ojalá! Ciertamente hay muchos tentáculos, pero hasta ahí llega la similitud.