miércoles, 5 de septiembre de 2007

Alguien detuvo el poder imparable.


Pues a pocos días de haber anunciado al elenco, el director Jan De Bont tuvo que detener la producción de la cinta Stopping Power, cuando uno de los inversionistas se retiró bruscamente del proyecto, según un artículo en Ain't It Cool News. La trama, si todo sale bien y consiguen una nueva fuente de financiamiento, mostrará la desesperada búsqueda que inicia un hombre (John Cusack) cuando un criminal (Jason Isaacs) secuestra accidentalmente a su hija. Esperemos que encuentren rápidamente otro inversionista, al menos para no dejar sin trabajo a tantos técnicos y artistas.

2 comentarios:

alfreedo dijo...

Ni te preocupes, Pablo, esos técnicos y artistas conseguirán empleo igualito en otra basofia genérica hollywoodense. A lo mejor más rápido de lo que creen y sin darse cuenta.

Pablo del Moral dijo...

Alfredo: Ojalá así sea, pues aunque duela verlos como fan, siempre pienso que los bodrios de Hollywood al menos le están dando trabajo a muchas personas.