jueves, 19 de julio de 2007

Terminator 4: La Guerra Legal.


El razonable éxito de Terminator 3: Rise of the Machines resucitó una franquicia que muchos consideraban difunta, y la próxima serie televisiva The Sarah Connor Chronicles (con la guapa Lena Headey tomando el papel creado por Linda Hamilton) seguramente despertará más interés en una cuarta película. Lamentablemente Variety reporta que la guerra legal entre la compañía T Asset y MGM por la distribución de esa teórica secuela se ha recrudecido, con demandas a diestra y siniestra que, a fin de cuentas, impiden que el proyecto avance, a pesar de tener abundantes inversionistas listos para financiar la costosa producción. T Asset planeaba filmar el nuevo guión de John Brancato y Michael Ferris en el 2008, con miras a un estreno en el 2009, pero estos líos de derechos podrían extender esa fecha... o acelerar el colapso del proyecto. Ojalá que los litigiosos estudios piensen en los fans y se olviden un poco del dinero. ¡Ja, ja, ja!

4 comentarios:

bateman dijo...

Y quien será el nuevo Terminator, porque Arnold como mucho un cameo pero todo el papel lo dudo.
Yo la verdad no me imagino un film de la saga sin Arnold, quizas tú sabes que actor podría encarnar al personaje.
La mayoría de nosotros crecimos con las pelis de Arnold y Sly, con Freddy y Jason, aunque quieran seguir explotando las franquicias los personajes originales ya estan agotados, bueno más que agotados es que tienen 60 años sus actores, la industria del cine tiene que empezar a crear nuevos iconos del siglo XXI, bueno es solo una reflexión personal que dejo en el aire por si alguien lo ha pensado también.
Saludos

Pablo del Moral dijo...

Bateman: Entiendo tu perspectiva, y comparto parcialmente tu opinión sobre la extinción creativa de aquellos personajes del siglo pasado. Digo "parcialmente" porque, al menos en el mundo del comic, constantemente encuentro creadores que exitosamente re-inventan personajes igualmente arcaicos (¡y hasta más antiguos!) con ingenio y respeto por su ilustre pasado. Y no sólo me refiero a los más sonados casos (como Frank Miller con The Dark Knight Returns y John Byrne con The Man of Steel), sino también a esfuerzos más humildes pero igualmente válidos (Captain Comet, Adam Strange, American Flagg y muchos otros). Creo que el problema es que la clásica producción por comité que prevalece en Hollywood impide tal desarrollo creativo; pero, ¿quién sabe? Podría ocurrir un milagro que nos diera un Terminator 4 igualmente exitoso con o sin Arnold.

En cuanto a actores alternativos, francamente no me importaría si el nuevo terminator fuera Robert Patrick o una mujer o un perro, siempre y cuando su actuación fuera buena y el guión interesante. Aunque definitivamente me inclino por Patrick.

Nico dijo...

¿Será necesario seguir sacando leche de esa vaca?

Soy un convencido -haciendo una comparación- que los futbolistas deben retirarse ellos del futbol y no el futbol retirarlos a ellos. Bajo esta premisa considero que seguir sacando secuelas de una película que a mi parecer ya tocó la perfección como T-2 es ilógico: no les bastó con la pésima T-3 como para seguir con T-4 (por ahí leí que eran 5).

Pablo del Moral dijo...

Nico: Pues debo discrepar esta vez, porque a mí sí me gustó "Terminator 3". Claro, no es tan buena como las dos anteriores, pero despertó mi interés por ver más desarrollada esa historia... aunque ya sabemos dónde termina.