miércoles, 25 de julio de 2007

Supergator (2007)


Con una carrera de más de cincuenta años, a lo largo de la cual ha producido casi 400 películas y dirigido 50, el icónico cineasta Roger Corman se ha convertido en una auténtica institución del cine norteamericano, quizás más aplaudido por su longevidad y persistencia que por la calidad de sus películas. Como quiera que sea, desde mi niñez admiré sus películas (sin saberlo), cuando pasaba los sábados viendo en televisión obras del calibre de Attack of the Crab Monsters, It Conquered the World y Dementia 13. En la adolescencia descubrí sus célebres adaptaciones de Edgar Allan Poe, y eventualmente disfruté de su trabajo en los variados géneros donde incursionó, incluyendo el drama, los westerns y las cintas de explotación juvenil.

Famoso por su legendaria frugalidad y su sobrehumana capacidad para filmar del modo más rápido y eficiente posible (en 1960, The Little Shop of Horrors fue filmada ¡en dos días!), Corman fue universalmente coronado como el "Rey de las B's" (es decir, de las películas serie B - películas rápidas y baratas cuya función original era rellenar funciones dobles en los cines y autocinemas de mediados del siglo XX), y aunque sus valores de producción son indudablemente bajos e improvisados, hay que admitir que las películas que produjo o dirigió hacen su mejor esfuerzo por mantener una cierta integridad narrativa que trasciende su ineptitud y logra hacerlas divertidas o entretenidas. Y no podemos ignorar que, bajo la tutela de Corman, algunos de los más grandes directores contemporáneos (incluyendo a Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, Jonathan Demme, James Cameron, Peter Bogdanovich y Joe Dante, entre muchos otros) dieron sus primeros pasos detrás de la cámara.


Corman sigue trabajando, y una de sus más recientes producciones es Supergator, una sublimemente ridícula y muy entretenida película filmada en Hawaii, en la que un grupo de vulcanólogos que tratan de predecir una erupción encuentran un temible reptil prehistórico que devora a toda persona que encuentra, y que se acerca peligrosamente a un balneario lleno de turistas, listos para convertirse en el alimento del monstruo.


Pero, ¿de dónde salió la criatura? Aparentemente es producto de la clásica manipulación genética, con la que una misteriosa corporación trató de resucitar reptiles prehistóricos con nebulosos fines. Desafortunadamente una de las bestias escapó, y ahora la colorida jungla hawaiana ofrece abundantes víctimas, incluyendo un grupo de modelos en bikini que realizan un estudio fotográfico en la isla (Corman sabe lo que le gusta a su público), un grupo de jóvenes en busca de una planta que cura la resaca alcohólica y una reportera interpretada por Bianca Lawson, a quien algunos recordarán como Kendra en Buffy, the Vampire Slayer.


Dentro de sus reducidos recursos (y talento), el director Brian Clyde logra mantener en movimiento la burda historia, aprovechando la abundancia de víctimas para regalarnos escenas de acción y violencia con la frecuencia exacta para no hacer cansada la trama de los protagonistas, que no sólo investigan el inminente peligro de la erupción volcánica, sino que terminan uniendo fuerzas con un mercenario para acabar con el monstruo antes de que devore a los turistas del hotel. Sobra decir que, cuando la valiente reportera advierte al director del balneario que un monstruo se aproxima, nadie le cree... hasta que es demasiado tarde.


Supergator es una moderna "Película B", (posible secuela de Dinocroc) realizada con la cooperación del SciFi Channel para rellenar su programación de los sábados por la noche. El mercado televisivo y el del video casero se ha transformado en fértil terreno para la proliferación de las mencionadas películas B, donde un feroz monstruo, chicas en bikini y malos efectos digitales bastan para entretener a los fanáticos del género (como yo) que aprecian cualquier bazofia siempre y cuando manifieste cierto amor por el género y resulte energética y amena. Francamente, Supergator me divirtió más que muchas infladas producciones hollywoodenses, condenadas a hundirse irremediablemente bajo el peso de su arrogancia y exceso de recursos.


Estimo que Roger Corman, a su avanzada edad (cumplió 81 años en Abril), no está tan involucrado en la filmación de las películas que ahora produce bajo el cobijo de su compañía Concorde-New Horizons, pero es un placer seguir viendo su nombre asociado a películas realizadas con más imaginación que recursos, que resultan tan entretenidas y simpáticas hoy como hace cincuenta años lo fueron sus humildes relatos de invasores extraterrestres, adolescentes rebeldes y castillos embrujados... un gran legado que aún no termina.

8 comentarios:

Psico dijo...

También soy muy afecto a estas películas y más aun si llevan el sello del Señor Roger Corman. Entre las que me ha tocado ver están: Carrera Mortal 2000, El Terror, La Masacre De San Valentín, La Tiendita Del Horror, La Arena, Piraña, Abejas Asesinas, Humanoides Del Abismo, La Galaxia Del Terror, La Mansión (I y II), Al Borde Del Terror, Warlock, Frankenstein Perdido En El Tiempo, El Nonato, Carnosaurio, La Tumba De Ligeia. Bueno, esas son algunas de las que recuerdo. A ver si un día de estos puedo ver las que comentas: Dinocroc y Supergator.

Bety dijo...

Carnosaurio incluso se estrenó en los cines aquí en México, me parece que cuando estaba el furor de Jurasic Park

Pablo del Moral dijo...

Psico: Me da gusto saber que habemos más fans de Corman y su excéntrica obra. Por cierto, "Frankenstein Perdido en el Tiempo" (Frankenstein Unbound) fue la última película que realmente dirigió, a principios de los noventas.

Bety: No sabía que "Carnosaurio" sí se había estrenado. Creo que no veo una película de Corman en el cine desde los ochentas, cuando todavía había cines (usualmente enormes y en mal estado) que exhibían independientemente películas de terror (como el cine Jalisco y el Estadio, por si alguien los recuerda en la Ciudad de México).

bety dijo...

Pues mi tio, nos llevo a ver Carnosaurio a unos cines, de esos tipo organización Ramírez, ya tiene mucho mucho tiempo, minimo unos 15 años, lo recuerdo muy pero muy vagamente.

Pablo del Moral dijo...

Bety: Yo también era asiduo asistente a los cines de Organización Ramírez (especialmente Plaza Universidad), no tanto por su calidad (ínfima), sino por la conveniencia y cercanía a la escuela y a la casa. Lástima que nunca me enteré de la presencia del Carnosaurio en esos cines.

Psico dijo...

Yo recuerdo que esa de “Carnosaurio” fue estrenada en el cine “Teresa”, antes de que entrara en su época de cine XXX y además en los antiguos telecines CASA, antes que Cinemex los adquiriera. Pero no pude verla en cine, por lo que la vi hasta que llegó al video. De hecho por ahí la tengo en VHS junto con la 2 y la 3.

Bety dijo...

Ah, es que yo soy del norte de la ciudad, aquí yo creo que nos enviaban cosas menos "selectas" y por eso pudimos ver Carnosaurio, jajaja

Pablo del Moral dijo...

Psico: Carnosaurio 1, 2 y 3 en VHS... eso es ser fan del cine.

Bety: No creas que eso es malo; en varias ocasiones tuve que hacer la peregrinación hasta Plaza Satélite (cuando aún había cines de Organización Ramírez) para ver películas que no ponían en otros cines. De momento recuerdo el re-make de Night of the Living Dead y Space Truckers, aunque debieron ser muchas más.