martes, 26 de junio de 2007

Kill Bill con sangre roja.


Cuando se anunció en el 2005 que Kill Bill se dividiría en dos mitades para su estreno en cines, comenzó el rumor de que, en algún momento futuro, Quentin Tarantino re-editaría ambas partes en una sola, larguísima película, que incluiría escenas eliminadas de las dos partes que conocemos, y que se aparecería en DVD o en un teórico re-estreno en cines. Pues van dos años y nada de eso se ha materializado... hasta ahora. The Digital Bits reporta que el DVD Kill Bill: The Whole Bloody Affair debutará en Noviembre, pero aparentemente la película de 247 minutos (¡un poco más de cuatro horas!) sólo tendrá la novedad de restaurar el color de las secuencias que Tarantino tuvo que virar a blanco y negro para aplacar a la censura en los Estados Unidos (en otras palabras, el extenso combate que ocurre en la Casa de las Hojas Azules). Y, hablando de Tarantino, el DVD de Death Proof, su mitad de Grindhouse, aparentemente saldrá a la venta a mediados de Septiembre, restaurando casi media hora de metraje omitido en la versión para cines. Ojalá que eso no prevenga la creación de un DVD completo de Grindhouse.

2 comentarios:

miso dijo...

Oi que a Grindhouse no le fue muy bien en taquilla, y que a Planet Terror no le fue muy bien con la crítica siquiera (a diferencia de a Tarantino, que siempre le va bien) y que es probable que por eso Death Proof esté saliendo sola (además de que anda compitiendo en festivales y toda la onda sin su contraparte zombie). Es más, tengo el horrible presentimiento de que en latinoamérica ni siquiera se va a estrenar como double feature (NOOO!!!!!!!). O sea que a mí me parece mala señal eso de separar las películas de entrada en vez de lanzar primero la versión original que se vió en los cines gringos (las dos juntas), alguien, en algún lugar, con las facultades para tomar desiciones, está pensando que sólo la de Tarantino es buena. Sh#t. Y yo que me muero de ganas de verla como se supone que debía uno verla.

Y de Kill Bill, se tardaron. Pero, francamente, a mí me latían en Blanco y Negro las famosas escenas (más drama si el color vuelte justo antes de que uno de los malos caiga en una piscina de sangre, regresándonos a la realidad... una especie de revelación: ya se me había olvidado que estaba viendo una película violenta, y no un ballet con espadas).

Pero en fin, un DVD de kill bill en un solo corte es promesa de excelentes horas de diversión... son buenas noticias.

Pablo del Moral dijo...

Miso: Pues hasta el momento nada indica que "Grindhouse" se estrene en su forma original fuera de los Estados Unidos, donde ciertamente tuvo un pobre desempeño económico. Unos dicen que parte del problema es que duraba tanto; otros dicen que la gente se salía después de la primera película, pues no entendían que era una doble función. Como sea, el resto del mundo sufrirá las consecuencias. Por lo pronto, algunos de los trailers falsos están en You Tube. Al menos podemos verlos en todo su esplendor comprimido a 320x240 pixeles.