martes, 19 de junio de 2007

Hellboy 2: menos Lovecraft, más acción.


Luego de meses de rumores y falsos inicios, finalmente comenzó la filmación de Hellboy 2: The Golden Army, dirigida por Guillermo del Toro y con un guión co-escrito por él mismo y por Mike Mignola, creador del comic original. Según Chud.com, la trama sigue esta vez una épica guerra entre la humanidad y el Príncipe Nuada, quien controla las huestes del inframundo junto con su hermana Nuala (interpretados por Luke Goss y Anna Walton, respectivamente). Por el lado "bueno", repetirán sus papeles Ron Perlman, Selma Blair y Doug Jones (como Hellboy, Liz y Abe Sapien), y se espera el estreno de la cinta para Agosto del 2008. Todo esto me sugiere que la secuela se alejará más aún del melancólico y oscuro comic original, para convertirse en otro hueco espectáculo de acción. En fin, así pasa.

5 comentarios:

Pier dijo...

Confío en Guillermo Del Toro, es mi Director de Cine Mexicano Favorito, me Encantan "Blade II" y "Hellboy" y su Capacidad para el Entretenimiento Cinematográfico es Tremenda.

Se podría decir ke es el "Spielberg Mexicano".

Pablo del Moral dijo...

Pier: Tienes razón; lástima que el Spielberg mexicano tenga que ir al extranjero para poder hacer las películas que quiere. Y luego se extrañan de que el cine nacional no tenga más público.

Alfredo dijo...

¿Pero a qué se debe? Evidentemente creo que se trata de un asunto de mercado. El anglosajón es mucho más amplio que el hispanoaméricano. Por ejemplo: aquí en Venezuela los realizadores se matan por obtener financiamento gringo (pese a que también lo tienen pero no de manos privadas sino estatal) aunque sus obras tengan una distribución limitada en aquél país. Por supuesto que, supongo yo, eso les sirve de "curriculum" para otras cosas que hacer en EE.UU.
Por cierto, aunque no tiene nada que ver con el asunto, y temo que tiene cierto aroma a política, pero es que no me pude aguantar decirlo; no sé si están enterados de que al señor Danny Glover el gobierno de aquí ( por intermedio del Ministerio de cultura de acá) le financió, con 38 millones de dólares, una película acerca de un héroe haitiano de la independencia de ese país. Eso desató un escándalo mayúsculo, puesto que el financiamiento promedio para un director local es de más o menos de un millón de dólares, por lo que muchos, empezando por el ente independiente ( osea, no gubernamental) de cine "ANAC", consideran una desproporción muy injustificada, sobre todo si se considera que el señor Glover puede perfentamente buscar financiamiento en su propio país.
Bueno, no sé que piensan al respecto.

Pablo del Moral dijo...

Alfredo: Qué curioso caso planteas. Creo que es completamente posible que ese tipo de decisiones se politicen rápidamente, sobre todo con tanto dinero de por medio. Si pasara eso en mi país, muchos pensaríamos que que esa enorme cantidad va a llegar eventualmente a manos de gente bien conectada, que quizás promovió el financiamiento de la película con esa razón específica. Por ejemplo, si aquí se aprueba la construcción de un aeropuerto, no es raro enterarse de que, mágicamente, uno de los políticos que propusieron el proyecto es co-propietario de una compañía constructora; otro político tal vez posee terrenos sospechosamente aptos para el aeropuerto, que antes no podía vender y que ahora cobrará en muchas veces su precio real... y así con lo demás.

O quizás sólo lo podemos atribuir al viejo adagio: "nadie es profeta en su propia tierra".

alfredo dijo...

Efectivamente Pablo, el gran problema que se plantea aquí es que el señor Glover obtuvo su dinero por apoyar públicamente al gobierno de aquí, y no por méritos (independientemente que los tenga o no, aunque también hay que considerar que nunca ha sido ningún director consagrado ni de fama, por lo menos no tanto como para recibir tamaño apoyo financiero), por lo que muchos directores con larga trayectoria y gente vinculada al cine de aquí están muy molestos con esa decisión.
Quién sabe dónde, en ese asunto, se está cociendo las habas